viernes, 7 de septiembre de 2012

Ni principe... ni sapo

Habia una vez, una una niña junto a un estanque lleno de sapos. Le encantaba sentarse en una piedra bien cerquita de ellos, y tomarlos con su manito. Los miraba, cerraba sus ojos y los besaba, porque de chiquita le habian dicho que hay principes azules, que por un hechizo se ocnvirtieron en sapos, y solo podian volver a ser como antes mediante un beso.
-Niña ese es solo un mito- le dijo el cuidador del estanque, una tarde. Ella, cansada de besarlos y de que nada sucediera, decidio marcharse. Solo quedaba un sapo, el mas verde de todos... pudo haberlo besado, pero no… porque sabia que al que esperaba no era ni principe… ni sapo.


8 comentarios:

VISION DE ARLEQUÍN dijo...

MUY BUENA...


PARA QUÉ BESAR SAPOS SI PUEDES BESAR LA REALIDAD...

"LA VIDA ES UN GRAN CIRCO, PERO SIN ESPECTADORES"

TE INVITO A PASARTE POR MI BLOG. TE SIGOOOOOOOOOOO

TheWickedNightmare dijo...

Era un ser humano...

Arianne dijo...

Ay ay, muchas gracias por pasarte por mi blog! La verdad, tus entradas transmiten mucha inspiración así que yo también te sigo!

Un besito desde
http://ariannesboot.blogspot.com/

xx

escuchando palabras dijo...

jejej...excelente...una leccion sobre la vida misma, besitos

Melodie dijo...

Hola! Linda historia! jeje me gusto mucho :) pero yo no besaria a un sapo ni porque me maten jaja XD
Besos!!

Soff dijo...

Que linda historia! Me encanto Orne (: Un beso grande y te espero por mi blog!

Utopía dijo...

Una historia genial! :D
Me encanta cómo escribes y tus historias son originales. Enhorabuena ^^ Sigue así!
Un abrazo :3

♥`·.¸¸.·.♥.Ťåмåřå.♥.·`·.¸¸.· ♥ dijo...

en la vida se besan muchos sapos hasta llegar a una rana jejejeje.

Un besazo.

frases de amor frases de amor ; }